Hablar con uno mismo

Image

La voz de Patrick Magee, en la foto representando la obra, inspiró a Samuel Beckett para escribir “La última cinta de Krapp”.

Samuel Beckett y Krapp el “blogger”

La obrita “La última cinta de Krapp”, de Samuel Beckett, invita en apenas 15 páginas a muchas reflexiones sobre la comunicación, sobre la expresión o sobre la condición humana. Aunque fue estrenada en 1958, mucho antes de la “Era 2.0”, cuenta el final de la historia de un “blogger”: Krapp. Este viejo alcohólico y adicto a los plátanos ha llevado un registro de su vida en “posts” que ha ido grabando en cintas magnetofónicas. Cuando se acerca el final, encuentra en la caja número tres el carrete número cinco. Y se dispone a escucharlo. Lo que suena es, indudablemente, su voz. Pero no se reconoce: “¡Que yo haya sido ese cretino!”; “¡Y qué aspiraciones!”.

Soy ese cretino con la aspiración de recuperar dentro de un tiempo las reflexiones que aquí vaya vertiendo y poder arrepentirme de haberlas escrito.

Beckett era un genio del caos y la destrucción, inventor de todos los silencios, apologista (y en su acepción teológica, también apologeta) de la vacuidad como destino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: